El poder que no se ve

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: El Espíritu Santo es nuestro guía. Domingo de la Trinidad – Año C
Objetos: Un imán, un objeto metálico pequeño (yo usé un carrito) y un pedazo de cartulina dura.
Escritura: “Muchas cosas me quedan aún por decirles, que por ahora no podrían soportar. Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta sino que dirá sólo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir” (Juan 16:12-13 NVI).

Tengo algo maravilloso que demostrarles esta mañana. Voy a mover este carrito de este punto de esta cartulina a este otro punto sin siquiera tocarlo. Tampoco voy a inclinar la cartulina para que se deslice sobre ella. De hecho, deseo que dos de ustedes aguanten la cartulina para que no piensen que estoy inclinando la cartulina. Bien, ¿están listos para esta tremenda hazaña? (Ponga el imán debajo de la cartulina donde está el objeto metálico y muévalo hasta el punto final.)

¡Wow! Eso fue maravilloso, ¿no es así? ¿Cómo hice eso? Oh, no los puedo engañar. Usé un imán ¿verdad? La mayoría de ustedes conocen acerca del poder de un imán y saben el efecto que tiene en los objetos metálicos. Ustedes no podían ver el imán, pero sabían que estaba allí porque podían ver el poder del imán trabajando sobre el carrito metálico, guiándolo a través de la cartulina.

¿Saben que tenemos un poder dentro de nosotros que nos guiará en nuestra vida tal como el imán guió este carrito a través de la cartulina? Ese poder viene del Espíritu Santo. Cuando Jesús supo que había llegado el momento de dejar la tierra y regresar al cielo, llamó a sus discípulos para enseñarles juntos acerca de lo que podían esperar cuando él se hubiese ido. Les dijo que cuando él les dejara, el Espíritu Santo vendría para ser su guía. Cuando decidimos seguir a Jesús como nuestro Señor y Salvador, el Espíritu Santo viene a nuestra vida. No podemos verlo, pero sabemos que está allí porque vemos como trabaja en nuestra vida. Tal como podemos ver el poder del iman guiando este carro metálico, podemos ver al Espíritu Santo guiándonos en nuestro diario vivir y dirigiéndonos al lugar donde Dios desea que estemos.

Si aguanto el imán a este lado (lado opuesto a donde está el carro) no tiene efecto sobre el carro, ¿cierto? El carro tiene que estar cerca del imán antes de poder sentir el efecto de su poder. Tú y yo tenemos que estar cerca de Dios antes de que el poder de su Espíritu Santo pueda trabajar en nuestras vidas. Mientras más cerca estemos de Dios, más sentiremos el poder del Espíritu Santo trabajando en nuestra vida. Oremos y démosle gracias a Dios por enviar el Espíritu Santo para ser nuestro guía.

Querido Señor, gracias por enviar tu Espíritu Santo para guiarnos por el camino que deseas que vayamos. Ayúdanos a mantenernos cerca de tí, para que podamos sentir el poder de tu Santo Espíritu en nuestra vida. Amén.

Página para colorear
Espiral
Laberinto
Sopa de letras

NOTA: Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.  Para bajar la última versión fuera de costo clic aquí.