Una voz en el desierto

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Preparándonos para el Rey que viene (que se acerca). Adviento 2-A
Objetos: Algún equipo de limpieza. (mapo, cubo, escoba, etc.).
Escritura: En aquellos días se presentó Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea. Decía: "Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca." Juan era aquel de quien había escrito el profeta Isaías: 'Voz de uno que grita en el desierto: Preparen el camino para el Señor, háganle sendas derechas'" (Mateo 3:1-3 – NVI).

¿Mantienes tu cuarto limpio y recogido siempre? ¿Has recogido todos los juguetes? ¿Tienes ropa tirada en el piso o en el espaldar de una silla? ¿Hiciste tu cama esta mañana? ¿Hay algunas motitas de polvo escondiéndose debajo de tu cama? Si tú supieras que voy a visitarte esta tarde, ¿tendrías que ir rápidamente a tu casa para asegurarte de que todo está en orden?

Mi mamá era una buena ama de casa, y a pesar de que para mí la casa siempre lucía bien, recuerdo lo que sucedía cuando mi mamá se enteraba de que venía alguna visita. Ella sacaba la escoba, el mapo y cubo, esponjas, limpiador de cristales, el limpiador de baño, pañitos y el aceite de limpiar los muebles. Entonces nos llamaba a todos los hijos y nos asignaba tareas a cada uno de nosotros. Cuando terminábamos ella cotejaba que todo estuviera bien y que no hubiese partícula de polvo alguna.

¿Puedes imaginar cómo hubiese sido si estuviéramos esperando la visita de alguien realmente importante, alguien como un rey o una reina? Nuestra lección bíblica de hoy trata de eso. La venida de un Rey. ¡No cualquier Rey, sino el Rey de Reyes! ¡Jesús!

La Biblia nos dice que en los días antes de que Jesús comenzara su ministerio, un hombre llamado Juan comenzó a predicar y a decirle al pueblo que se preparara para la venida del Rey. Cuando Juan les dijo que se prepararan para el Rey, no significaba que debían ir a su casa a barrer el piso, recoger sus juguetes y vestir sus camas. Lo que quería decir era que tenían que preparar sus corazones. ¿Cómo? Arrepintiéndose de sus pecados y buscando de Dios. Cuando ellos hicieran ésto, Juan los bautizaría en el Río Jordán. Así fue que llegó a tener el nombre de “Juan el Bautista.”

Es muy importante que tú y yo tengamos también nuestro corazón listo para la venida del Rey. Lo hacemos al cestaremos listos para recibir a Jesús cuando Él venga.

Padre, todos los días hacemos cosas por las cuales necesitamos tu perdón. Te pedimos que nos perdones y que limpies nuestro corazón para que estemos listos para darle la bienvenida al Rey que viene. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades groupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Silueta de palabras
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)