Jesús cambia el agua en vino

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús cambia el agua en vino. 2do domingo después de Epifanía - Año C
Objetos: Un periódico. (Usted puede también diseñar un “periódico” en su computadora y llamarle “El Diario Galileo” o “Las Nuevas de Jerusalén”.
Escritura: Ésta, la primera de sus señales, la hizo Jesús en Caná de Galilea. Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él. Juan 2:11 (NVI)

Trato de leer diariamente el periódico. Es una buena manera de saber lo que está ocurriendo en nuestro mundo. ¿Has pensado alguna vez en ser reportero cuando seas mayor? Fíjate. Si fueras un reportero deportista podrías ir a todos los eventos deportivos. ¡No sólo eso, sino que entrarías de gratis y te pagarían por ir! Si llegaras a ser un reportero de noticias, tendrías que caminar por el pueblo, observar lo que sucede y luego escribir la noticia de lo que viste.

Creo que sería divertido el tomar la lectura de hoy y escribirla, como si fuéramos reporteros, como un árticulo para el periódico. La historia es tomada del Evangelio de Juan. La palabra Evangelio significa “buenas nuevas” o “buenas noticias”, así que imaginémonos que estamos leyendo un artículo de los periódicos “El Diario Galileo” o “Las Nuevas de Jerusalén”.

¡Oigan, escuchen este titular! “Invitado a boda cambia agua en vino”.

Hmmm…eso suena interesante. Leamos el resto de la historia.

El martes, una mujer llamada María se encontraba en Caná de Galilea para asistir a una boda. Un gran número de invitados también estuvieron presentes, incluyendo al hijo de María, un hombre llamado Jesús. Se indica que los invitados estaban gozando grandemente hasta que se terminó el vino. Parecía ser que la gran celebración terminaría en desastre.

Algunos de los invitados pensaron que Jesús podría tener la solución a ese problema, así que le informaron que se había terminado el vino. Cuando le hablaron de la situación Jesús parecía no tener interés en ella, pero después de cierto grado de persuación por parte de su madre, accedió a ayudarles.

Testigos del lugar informaron que Jesús vió varias tinajas (jarrones) grandes de echar agua y pidió a los invitados que las llenaran de agua. Después que las tinajas fueron llenadas con agua, Jesús le dijo que sacaran un poco de una de ellas y se la llevaran al hombre que estaba a cargo de servir el vino. Cuando él probó el agua descubrió que la misma se había convertido en vino.

Los invitados se sorprendieron de cómo había cambiado la situación y opinaban que ese era el mejor vino que ellos hubiesen probado.

Como resultado de este milagroso evento, muchas personas siguieron a Jesús doquiera él iba y muchos creyeron que él pudiera ser el tan esperado Mesías.

Bueno, este parece ser una buena noticia, ¿no? ¿Sabes qué es lo mejor de esta historia? Al igual que Jesús hizo ese milagro de cambiar el agua en vino en una boda hace dos mil años, él sigue haciendo milagros en los corazones y vidas de las personas hoy en día. Si le permites, él puede hacer un milagro en tí.

Querido Jesús, hacedor de milagros, haz un milagro en nosotros hoy. Amén.

Pagína para colorear
Crucigrama
Escoge
Palabras Secreto
Silhueta de palabras
Sopa de letras

NOTA: Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.